Nissan, Continental, Ericsson, NTT DOCOMO, Inc., OKI y Qualcomm Technologies, Inc., una filial de Qualcomm Incorporated, han anunciado sus planes para llevar a cabo las primeras pruebas del sistema Cellular Vehicle-to-Everything (C-V2X) en Japón.

El objetivo es validar y demostrar las ventajas del sistema C-V2X mediante el uso de tecnología de comunicación directa definida por la tercera Generation Partnership Project (3GPP). Las pruebas se han diseñado para demostrar las ventajas mejoradas en cuanto a alcance, fiabilidad y latencia de las comunicaciones directas C-V2X en banda de 5 GHz. Además, las pruebas del C-V2X están diseñadas para demostrar las ventajas adicionales de las comunicaciones en red mediante el estándar LTE-Advanced (LTE-A). Los resultados de las pruebas ayudarán a desarrollar el ecosistema gracias a la información que recibirán las partes implicadas, incluyendo organizaciones y agencias gubernamentales relacionadas con los servicios de las tecnologías de la información, mientras el mundo se prepara para el coche conectado del futuro y para la transición del sector hacia el 5G New Radio (NR), el nuevo estándar de radio global que se está definiendo en el 3GPP.

Además de complementar a otros sensores del Sistema Avanzado de Asistencia a la Conducción (ADAS), como el radar, los sistemas de cámaras, el C-V2X ofrece una baja latencia fuera del alcance visual (NLOS) con mayor alcance y capacidades en la nube, y está diseñado para aumentar la capacidad de un vehículo para ver, escuchar y comunicarse en carretera, incluso en cruces sin visibilidad.

La tecnología de radio C-V2X es una tecnología móvil de última generación que se está validando para su implantación global. Este sistema aprovecha los protocolos de máximo nivel desarrollados por la industria automovilística a lo largo de años de investigación para ofrecer soporte a nuevos usos avanzados. Las comunicaciones directas C-V2X ofrecen un mejor alcance y fiabilidad sin tener que depender de la asistencia ni la cobertura de la red móvil.

Las tareas de preparación ya están en marcha, dado que la prueba empezará en 2018 y los casos usados están diseñados para centrarse en las comunicaciones directas de vehículo a vehículo (Vehicle-to-Vehicle – V2V), de vehículo a infraestructura (Vehicle-to-Infrastructure – V2I) y de vehículo a peatones (Vehicle-to-Pedestrian – V2P), además de operaciones de vehículo a red (Vehicle-to-Network – V2N) en comunicaciones móviles de red de largo alcance con acceso a la nube.

Para las pruebas, Continental utilizará el diseño de referencia Qualcomm® del sistema C-V2X, que incluye el microcircuito Qualcomm® 9150 C-V2X con capacidades integradas del Global Navigation Satellite System (GNSS – sistema global de navegación por satélite) para crear sistemas de coches conectados e integrar dichos sistemas en los vehículos Nissan. Nissan seleccionará posibles casos de uso de la tecnología V2X y desarrollará escenarios de prueba con indicadores de rendimiento clave (KPI) para la validación de la tecnología V2X. OKI, una de las empresas líderes en servicios informáticos, aportará su experiencia en cuanto a infraestructura y aplicaciones de unidades de carretera (RSU) para demostrar que el sistema V2I es una tecnología viable de cara a aplicaciones avanzadas de tráfico mediante la integración del microcircuito Qualcomm® 9150 C-V2X en su RSU. Ericsson, una de las principales empresas proveedores de tecnología y servicios de telecomunicaciones, se unirá al debate de los usos de la tecnología V2N con la propuesta de la comunicación directa y las tecnologías de la red LTE-A. NTT DOCOMO ofrecerá la red LTE-A y aplicaciones V2N para demostrar las ventajas del uso complementario de las comunicaciones en red para una gran variedad de usos en relación con la seguridad informática avanzada en el ámbito automovilístico.

Según ha declarado Lars Schltheiss, vicepresidente y director de la unidad de Información, Entretenimiento y Conectividad de Continental en Japón: «La conexión de vehículos es nuestra prioridad, y contamos con más de 20 años de experiencia en el desarrollo de sistemas telemáticos, más de 30 millones de unidades producidas y años de desarrollo de productos de seguridad V2V que han culminado en la oferta de comunicaciones V2V. Estamos preparados para aprovechar al máximo el potencial de la conectividad móvil para ofrecer funciones avanzadas para los vehículos. En colaboración con Nissan, nuestro objetivo es demostrar que la estrecha cooperación entre proveedores automovilísticos, fabricantes de equipos originales, operadores móviles, y proveedores de infraestructura y microcircuitos, resulta de vital importancia para avanzar en el desarrollo de la tecnología Cellular V2X».

Erik Ekudden, director de Tecnología en Ericsson, ha comentado: «La solución C-V2X resulta única porque, mediante una tecnología y un ecosistema comunes, ofrece tanto comunicación en red como directa para los servicios V2X. En el caso de la comunicación en red, existe la posibilidad de ofrecer servicios de seguridad y eficiencia del tráfico mediante el uso de la cobertura y la penetración ya existentes de los módems móviles y los smartphones. También proporciona conectividad para varios servicios en la nube, ofreciendo así una amplia gama de aplicaciones y servicios de valor añadido. Todas las partes implicadas estarán presentes en estas pruebas para demostrar la fortaleza de la solución completa, que incluye tanto conectividad como diferentes aplicaciones. Ericsson contribuye al proyecto con su experiencia en cuanto a radio y red 4G y 5G, además de poner en práctica nuestra perspectiva del ecosistema del Internet de las Cosas

En declaraciones de Tetsuo Sasaki, director general del departamento de Coches Conectados e Ingeniería de Servicios de Nissan: «Estamos encantados de contar con la oportunidad de participar en esta prueba de la tecnología C-V2X; esperamos que esta nueva tecnología de comunicación se diseñe para ayudarnos a ofrecer nuevas prestaciones de seguridad y comodidad. Con los datos disponibles gracias a esta prueba en un entorno real, podremos acelerar nuestro desarrollo para ofrecer nuevos servicios en el momento oportuno, cuando la tecnología 5G ya esté disponible.»

«Este proyecto de colaboración combinará los inestimables conocimientos y experiencia de los líderes mundiales de los ámbitos automovilístico y de las comunicaciones, además de resultar fundamental para que todas las partes implicadas refuercen su papel en la era de los coches conectados para mejorar la seguridad y el confort en carretera. En NTT DOCOMO estamos seguros de que nuestra experiencia en cuanto a sistemas de telecomunicaciones resultará indispensable para maximizar el valor de la tecnología C-V2X. Este proyecto marcará un camino muy claro hacia los coches conectados y las carreteras del futuro, que harán realidad el poder de la tecnología C-V2X.», ha declarado Hiroshi Nakamura, director de Tecnología de NTT DOCOMO.

Según ha declarado Yukio Kato, director general de la división de Soluciones para la Infraestructura Social de la División TIC de OKI: «Para conseguir una sociedad de coches conectados, las funciones de la infraestructura de la red para la tecnología V2X deben ser mucho más inteligentes. Gracias al sólido historial de implantación de infraestructura TIC de OKI, esperamos conseguir grandes resultados con esta prueba, en relación con la aplicabilidad de la tecnología V2X a los servicios TIC en vista a la evolución a la red 5G en colaboración con otras empresas miembro

«Estamos encantados de trabajar junto con un grupo tan dinámico de empresas innovadoras para demostrar las capacidades de la tecnología C-V2X durante las primeras pruebas anunciadas en Japón. Con sus capacidades de comunicación directa, la tecnología C-V2X es ideal para convertirse en un factor importante a la hora de facilitar una mejor seguridad y asistencia al conductor. Esta prueba que tendrá lugar en Japón resultará un hito importante para el despliegue global de la tecnología C-V2X, que tiene prevista su implantación en vehículos de producción para el año 2020.», ha comentado Nakul Duggal, vicepresidente de Gestión de producto de Qualcomm Technologies, Inc.