El 5 de marzo, Nissan Motor Co., Ltd. y DeNA Co., Ltd. pondrán en marcha una prueba de campo de Easy Ride, el servicio de movilidad mediante vehículo robotizado que están desarrollando ambas empresas.

Easy Ride es un servicio de movilidad para todas aquellas personas que quieran desplazarse libremente hasta su destino en un vehículo robotizado. Durante la prueba de campo, que tendrá lugar en el distrito Minatomirai de Yokohama, en la prefectura japonesa de Kanagawa, los participantes podrán desplazarse en vehículos equipados con tecnología de conducción autónoma por una ruta preestablecida. Dicha ruta transcurre a lo largo de 4,5 kilómetros entre la sede global de Nissan y el centro comercial Yokohama World Porters.

 

 

Con el objetivo de ofrecer una gestión eficiente de flotas y tranquilidad para los clientes, Nissan y DeNA han creado un centro de control remoto que incorpora las tecnologías avanzadas de ambas empresas.

Nissan y DeNA también pondrán a prueba las funciones únicas de servicio de Easy Ride. Mediante una aplicación específica, los pasajeros pueden pedir lo que quieren hacer mediante texto o voz, y elegir su destino de una lista de recomendaciones. Una pantalla incorporada en el coche mostrará casi 500 lugares y eventos recomendados de interés en los alrededores. Además, los participantes podrán descargarse unos 40 cupones de descuento para tiendas y restaurantes de la zona en sus smartphones.

 

 

Los participantes deberán rellenar una encuesta sobre su experiencia de usuario, uso de contenidos y cupones de tiendas y restaurantes locales, así como sobre el precio recomendado para el servicio Easy Ride. Nissan y DeNA usarán los resultados de la encuesta para seguir desarrollando su oferta y para futuras pruebas de campo.

Esta prueba de campo permitirá a Nissan y a DeNA aprender de la experiencia de controlar el servicio Easy Ride con participación pública, ya que ambas empresas están deseando emprender nuevos retos comerciales. Nissan y DeNA también desarrollarán diseños de servicio para entornos sin conductor, rutas de servicio expandidas, lógicas de distribución de vehículos, procesos de recogida/entrega y soporte multilingue. El objetivo de ambas empresas es lanzar primero el servicio Easy Ride en un entorno limitado, para luego introducir el servicio completo a principios de la década de 2020.

 

 

Dado que los clientes podrán descubrir nuevos destinos locales, ambas empresas esperan que el servicio Easy Ride también ayude a dinamizar las ciudades y los barrios.