Fuente: Mercedes Benz-Trucks

La división de Daimler Mercedes-Benz Trucks ha impreso su primera pieza de recambio metálica. La tapa del termostato, la cual se produce en pequeñas series para camiones antiguos y modelos Unimog, ha sido impresa en 3D con una aleación de aluminio fundido a presión, pasando todas las pruebas de calidad de la pieza original.

La empresa ha comentado que la producción de piezas directamente fabricadas a partir de datos digitales, ahorra la mecanización, almacenaje y costes logísticos. Lo cual puede llevar a la descentralización de la producción de piezas, fabricándose de esta manera en cualquier localización a nivel global, mejorando la disponibilidad de piezas de recambio, reduciendo los plazos de entrega y los costes logísticos al máximo.

Según Mercedes-Benz Trucks, los altos costes de almacenaje y los complejos procesos logísticos serán del todo innecesarios con este nuevo escenario.

Hace ya un año que Mercedes-Benz Trucks empezó a usar la impresión 3D en su división de servicios y recambios para la producción de pequeños lotes de componentes de plástico de alta calidad.

El fabricante de camiones ha señalado que las áreas de utilización de estas piezas se incluirían en las piezas del motor, de la periferia, sistemas de refrigeración, transmisiones, ejes y chasis.

Según Daimler: “incluso en las piezas metálicas con estructuras complejas, la impresión 3D en pequeños lotes, ofrece una producción rentable en piezas poco solicitadas, especiales o para vehículos clásicos fabricados en pequeñas series”.

Tal y como se ha señalado en la última conferencia de Automotive Logistics Europe en Bonn, Alemania, el uso de la impresión en 3D ofrece nuevas oportunidades para el sector de la automoción, principalmente en la cadena de suministro de la división de servicios y recambios de los grandes fabricantes de vehículos, área que tradicionalmente suele tener altos costes de producción y logísticos.

Fuente: Automotive Logistics Magazine

 

Noticias relacionadas: