El presidente de SEAT, Luca de Meo, ha sido el protagonista del encuentro del Círculo Financiero de la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País (SEBAP).

En un acto presidido por Isidro Fainé, presidente de CriteriaCaixa y de la Fundación Bancaria “la Caixa”, de Meo ha desgranado los retos que la industria y, en concreto, la del automóvil, va a vivir en los próximos años.

 

 

En la conferencia, bajo el título “Password: cooperación”, el presidente de SEAT ha remarcado la importancia de la industria del automóvil para España: “A día de hoy se trata de uno de los pilares del desarrollo económico del país. Genera más de 250.000 empleos directos y casi dos millones de trabajadores están ligados al sector”, una cifra que equivale al 9% de la población activa del país.

El excelente momento actual por el que atraviesa SEAT ha sido otro de los temas tratados por Luca de Meo. “En 2017 vendimos más de 468 mil vehículos, fabricamos 455 mil coches en Martorell, exportamos un 80% de la producción y empleamos a casi 15 mil personas. Todo esto se ha traducido en unos beneficios de 281 millones de euros”. De Meo ha querido indicar que “lo que verdaderamente me llena de orgullo es ayudar a crear prosperidad y progreso en la organización y en torno a ella. SEAT representa un 0,8% del PIB español y casi un 3% de las exportaciones. Y podemos afirmar que, por cada uno de los trabajadores de SEAT, se generan siete empleos indirectos, es decir un total de 100 mil empleos”.

La cuarta revolución industrial y la inversión en I+D

Sobre la cuarta revolución industrial, de Meo ha subrayado que “a diferencia de las anteriores, no es la industria la que transforma a la sociedad sino que la sociedad, con sus cambios de hábitos de consumo surgidos del acceso a Internet y la hiperconectividad, nos obliga a cambiar a la industria. Hoy el cliente manda más que nunca”.

Por lo que respecta a la inversión en I+D en España, donde los datos sitúan al país lejos de la media de su entorno, el presidente de SEAT ha destacado que “la innovación es clave para que no solo la industria española sino la sociedad en general puedan seguir avanzando en la transformación que exige este nuevo mundo”. En este sentido, ha remarcado que “nuestra apuesta en SEAT por la innovación es firme. Somos la primera empresa industrial por inversión en I+D en España. El año pasado invertimos 962 M€ en I+D, el 10% total de nuestros ingresos y el 3% del total que se invirtió en España”.

 

 

Un ejemplo de la inversión en innovación que realiza la firma se encuentra en la incorporación de la Industria 4.0 para que Martorell sea “una de las mejores smart factories del país”. De Meo ha destacado que “contamos con vehículos guiados autónomamente que transportan piezas, utilizamos gafas de realidad virtual en mantenimiento para que el operario esté literalmente dentro de un mundo virtual y en las cargas más pesadas utilizamos exoesqueletos para facilitar las tareas a los trabajadores”.

Los retos de la Industria 4.0

Entre los diferentes retos que trae consigo la implantación de la Industria 4.0, se encuentra el rol de los trabajadores. Para Luca de Meo, “no debemos confundir la desaparición de puestos de trabajo con la destrucción de profesionales: hay posibilidad de reorientar la naturaleza del trabajo y formar a los trabajadores para que desarrollen todo su potencial y se transformen conjuntamente con la industria. Un 50% de las personas trabajará en 10 años en puestos distintos a los que está ahora, algunos de ellos no inventados a día de hoy”. Por otro lado, uno de los desafíos de este nuevo modelo industrial es la sostenibilidad. “Las crecientes exigencias medioambientales dan paso a la irrupción definitiva de las energías renovables. Los próximos 25 años estarán marcados por la necesidad de reducir a casi la mitad las emisiones y cumplir con las normativas”, señala de Meo.

Para finalizar su intervención, Luca de Meo ha resaltado el papel que tienen todos los actores en esta transformación. “El desarrollo de la Industria 4.0 en España ofrecerá muchas oportunidades y beneficios para el sector, pero necesitará contribuciones tanto de las empresas, como de los trabajadores y de las instituciones”, ha apuntado el presidente de SEAT. Para que este nuevo modelo industrial tenga éxito, “será necesario contar con un marco institucional y normativo estable, que nos permita a las empresas conocer de manera clara cuáles son las condiciones y las reglas de juego del entorno donde vamos a operar”.

Para de Meo, la palabra que resume el proceso que debe llevarse a cabo es “cooperación”. En este sentido indica que “todos los sectores tendremos que trabajar conjuntamente para crear un ecosistema, ya que los contratiempos, retos, oportunidades y objetivos son los mismos para todos”.